El diablo hace la olla…

Este articulo fue publicado en el Español en Australia el martes 10 de octubre de 2017

 

El diablo hace la olla…

 

Nací en Uruguay y hablo español y portugués porque mi padre es brasileño. Tengo 26 años y en este momento me encuentro en Australia con una visa de estudiante y trabajo las horas que puedo, en donde puedo.

 Encontré un negocio que podría patrocinarme. El dueño muy claramente me dijo que no tiene ninguna intención de pagarme el sueldo mínimo que indica este tipo de visa ya que esto lo hace para ayudarme.

 Me propone que él firmará todos los formularios y documentos necesarios para el patrocinio pero que antes de firmar nada, yo debo pagarle a él el dinero correspondiente a la diferencia de mi sueldo. O sea, la diferencia entre lo que él quiere pagarme y lo que la ley indica que tengo que ganar además lo que a él le correspondería pagar en concepto de superannuation. También tengo que hacerme cargo de todos los gastos y aranceles que la preparación y presentación de la visa ocasionen.

 Yo quiero quedarme en Australia y sinceramente, no quiero estudiar más. Creo que ésta es mi única oportunidad de realizar mi sueño, aunque me cueste caro inicialmente. Pero tengo miedo que una vez que yo le entregue el dinero, él no continúe con los papeles y yo me quedo sin trabajo, sin dinero y sin futuro.

 Qué me aconseja hacer?  Javier T, email

 

Publico su carta en su totalidad porque sé que desgraciadamente, hay algunos empleadores que actúan de esa manera con impunidad. Es una conducta cuestionable porque lo que ellos ofrecen como ‘ayuda’ es en realidad un abuso de confianza y uso de exceso de poder sobre alguien que es vulnerable. Sin embargo, sé que estas situaciones existen, y existen a diario.

Lo que su potencial empleador le propone es arriesgado además de ser ilegal, por varias razones que mencionaré a continuación.

En primer lugar, ninguno de los dos estaría cumpliendo con la ley y con los requisitos de la visa de patrocinio laboral. Estarían partiendo de un fraude que se perpetuará en el momento que presenten la documentación del Departamento de Inmigración. Por otra parte, no se olvide que el régimen de la 457 cambió hace poco y ahora la visa puede ser por 2 o 3 años  como máximo y dependiendo de la profesión y de otras variables.

En segundo lugar, Ud no sabe si la empresa obtendrá la aprobación de la visa. Si Ud ‘reembolsa’ por adelantado, cómo sabe que se le devolverá si la visa no es concedida?.

En tercer lugar, si la compañía obtiene el permiso correspondiente, cómo sabe que será Ud el que resulte empleado?

Recuerde que este tipo de visas funciona en tres etapas: a) la solicitud de aprobación de patrocinio laboral, b) la designación de la ocupación y c) la solicitud del empleado. Las tres etapas están encadenadas, dependen de la anterior. Y finalmente, cuánto ganará anualmente si comienza a contar todos los gastos que este riesgoso – e illegal- proyecto involucra?

Por otra parte, si completa sus estudios, si está estudiando un mínimo de un diploma de dos años, es posible que califique para solicitar la residencia como graduado australiano y no tendrá que depender de nadie ni entrar en componendas riesgosas y turbias. Cuánto le falta para terminar sus estudios y qué está estudiando?

No puedo aconsejarle nada más. No tengo suficiente información y su situación es muy delicada para comentarlo en público. Si desea hablar conmigo, llámeme.

Recuerde: el diablo hace la olla pero no la tapa. La decisión –y el riesgo- son suyos. Le deseo suerte cualquiera sea la opción que elija.

 

Página web actualizada

Si desea releer nuestros artículos publicados en El Español en el 2017, o desea tener información actualizada sobre temas de inmigración y legales, le invitamos a que visite nuestra página web: www.promigration.com.au

 

Copyright, Silvia Paula Levame, 2017